4. Una boda real – Luna de miel ¿Aventura o Relax? 19 noviembre, 2020 – Publicado en: R&R Una boda real

¡Ya estamos otra vez! ¡Parece que últimamente no hay forma de que nos pongamos de acuerdo en lo que a viajes se refiere!

Yo había estado mirando en internet lugares para irnos de luna de miel y encontré unos hoteles paradisíacos, de esos donde no se admiten niños, en los que los masajes, los spas y, sí otra vez, estar todo el día vagueando sin hacer nada, son lo principal. Pero parece que mi viaje “aquí me las den todas” se me resiste (acordaos del viaje a Nueva York).

Se lo comenté a Rodrigo súper emocionada (yo ya había visualizado el viaje de pe a pa) y ¿sabéis con qué se me descuelga? Con que él quiere ir a Sudáfrica, a uno de esos viajes donde te llevan en un barco, te meten en una jaula y la sueltan en medio de tiburones blancos. ¿¿Jaula?? ¿¿Tiburones blancos?? ¡¿Holaaaaa, hay alguien al volante?!


Una luna de miel entre tiburones


No, no y no, me niego. Le pregunté que qué clase de luna de miel iba a ser esa, que si tanta ilusión le hace iremos a nadar con los tiburones, por supuesto, pero dentro de unos años, cuando a mí me dé igual quedarme viuda. Jajaja pobre, que cara puso, impagable. destinos originales luna de miel

Pero eh, cabe la posibilidad, por remota que sea, de que se convierta en pasto para tiburones y no me hace mucha gracia, la verdad. Él sin embargo no se librará de mí tan fácilmente, no pienso meterme ahí ni atada.

En fin, al final hemos llegado a un acuerdo y parece que haremos un mix. Nos hemos decidido por Filipinas.

Iremos una semana a que Rodrigo desfogue sus ansias aventureras surfeando, mientras yo me tuesto en la playa, miro peces de colores no muy lejos de la orilla y surfeo las olas espumilleras con mi corcho, y otra semana la pasaremos en un resort que tiene una pinta maravillosa viviendo la dolce vita ¡bien! ¡Os dije que lo conseguiría!

Dejadme que os explique que a mí también me gusta el surf. Hago mis pinitos con el body board, nada muy loco ni arriesgado.

Lo intenté con el surf al principio, hasta que literalmente me eché un dedo abajo y decidí que el corcho me ofrece más beneficio y menos sacrificio, o al menos si me da en la cabeza hay menos posibilidades de que me haga un buen chichón.

¿Y vosotras ya habéis decidido dónde vais de luna de miel? ¿Aventura o relax? Aún no hemos cerrado nada definitivamente, así que se aceptan recomendaciones. ¡¡Por favor dadme ideas!!

*Si acabas de embarcarte en esta historia ¡no te pierdas los capítulos anteriores!

Capítulo 1 la espectacular pedida de mano que le preparó Rodrigo a Red

Capítulo 2 La bonita declaración de amor

Capítulo 3 ¿Cómo organizar una boda?

¡Síguenos en nuestras cuentas de Instagram y no te pierdas ningún capítulo!

Instagram Egus In Love

Instagram Egus In Love Decor

Guardar

Guardar