Los invitados más pequeñitos merecen la mejor atención y tienen que divertirse como el que más, por eso, es importante dedicarle especial atención a las mesas de boda para niños.

Una mesa con una decoración divertida y personalizada con sus nombres los harás sentirse protagonistas y los mantendrá entretenidos.


Mesas de boda para niños: diversión asegurada


En este enlace se decoraron las sillas de los peques con sus nombres, cada una de ellas con un animal diferente y con un diseño muy colorido.

Además de divertirse buscando sus nombres todos sabían perfectamente cuál era su sitio.

¿No os parece una idea fantástica?

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar